Bienestar

Parte de los retos de los directores de talento humano en las organizaciones es crear un ambiente de bienestar para los trabajadores que sea propicio para potenciar su compromiso y productividad. Esta es una inversión en la que ganan todos, ya que el trabajador mejora su calidad de vida mientras la empresa reduce costos operacionales e incrementa la productividad.

Uno de los errores más frecuentes en cuanto a planes de bienestar es copiar modelos y beneficios de otras empresas atribuyendo sus resultados exitosos a dichos programas. Como consecuencia, las empresas hacen inversiones gigantes en programas que en muchos casos son rechazados por los mismos trabajadores y donde no genera ningún tipo de retorno sobre la inversión. A continuación se mencionan cuatro elementos a tener en cuenta al momento de elaborar un plan de bienestar.